100 East Cano St.

Edinburg, TX 78539

956-292-7600

¿Necesita más ayuda?
Llame a nuestra oficina.

Horario

Lunes - Viernes:
8:00am - 5:00pm

EL FISCAL DE DISTRITO PENAL DEL CONDADO

DE HIDALGO

Division DE MENORES

Los fiscales de menores de la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Hidalgo están comprometidos para la seguridad de nuestra comunidad, para el bienestar de nuestros niños y para la protección de todos los ciudadanos del Condado de Hidalgo contra los delitos juveniles.

División de Menores

Los Fiscales de menores de la Oficina del Fiscal del Distrito Penal del Condado de Hidalgo revisan y procesan los casos que involucran delitos cometidos por niños/as de al menos de 10 años pero menos de 17 años en el momento de la comisión del delito. Estos casos incluyen todos los delitos graves (felonies), delitos menores (misdemeanors) de clase A y B, y los delitos a los que se hace referencia en el sistema juvenil como Conducta que Indica la Necesidad de Supervisión, que incluye delitos como huir (runaway), inhalación de pintura y pegamento, delitos solo sancionables, violacion de los estandares de la conducta del estudiante, actos constitutivos de prostitucion y transmisión electrónica de cierto material visual que representa un menor. 

A diferencia del sistema de justicia penal para adultos, que generalmente es de naturaleza punitiva, el enfoque en el sistema de justicia juvenil está en la necesidad de seguridad pública y las necesidades específicas de rehabilitación del delincuente juvenil.

Los fiscales de menores revisan las referencias de todas las agencias de aplicación de la ley, incluidos los departamentos de policía del distrito escolar. Los fiscales de menores trabajan en colaboración con el Departamento de Libertad Condicional de Menores del Condado de Hidalgo, los Tribunales de Menores y otras agencias públicas y privadas y proveedores de servicios en un esfuerzo por proteger al público, promover el concepto de castigo por actos delictivos y enfatizar la necesidad de rendición de cuentas y responsabilidad tanto del padre como del niño por la conducta del niño.

DESCRIPCIÓN GENERAL DEL SISTEMA DE JUSTICIA DE MENORES EN TEXAS

A menudo, la gente piensa en el sistema de menores como un sistema penal similar al de los adultos, pero para los niños. Si existen similitudes entre los dos, pero también existen diferencias. El sistema de adultos se centra en la seguridad pública y el castigo por conducta delincuente. Aunque la seguridad pública y la responsabilidad de los menores por sus acciones son ciertamente consideraciones, el sistema correccional de menores pone énfasis en la rehabilitación. Incluso cuando es necesario encarcelar a los jóvenes, el entorno no es punitivo sino protector y está diseñado para educar a los jóvenes sobre la disciplina, los valores y la ética laboral, guiándolos así hacia la ciudadanía productiva.

Para obtener más información, visite el sitio web del Departamento de Justicia Juvenil de Texas.

Play Video

REFERENCIA AL TRIBUNAL DE MENORES Y POSIBLES DISPOSICIONES

Un menor que participa en una conducta delincuente puede ser remitido a un tribunal de menores, donde pueden suceder varias cosas. El menor puede ser tratado de manera informal y devuelto a casa o formalmente por la corte. 

Si el condado decide acusar al menor de conducta delincuente, el menor tiene los mismos derechos legales que un adulto acusado de un delito. El resto de esta descripción general no se aplica a las personas certificadas como adultos, incluido el derecho a un abogado designado si se les declara indigentes. 

Si el menor es “adjudicado” por conducta delincuente, existen varias opciones de disposición posibles, o resultados, como se indica a continuación:

  1. El menor puede ser puesto en libertad condicional; o
  2. El joven puede ser colocado en libertad condicional fuera del hogar;
  3. El menor puede ser enviado al Departamento de Justicia Juvenil de Texas con una sentencia indeterminada (solo delitos graves); o
  4. El menor puede ser enviado al Departamento de Justicia Juvenil de Texas con una sentencia determinada (solo por ciertos delitos).

 

Un menor colocado fuera del hogar puede ser enviado a varias instalaciones que pueden ayudar en el proceso de rehabilitación. El condado de Hidalgo tiene contratos con varias instalaciones de rehabilitación por abuso de sustancias, centros de tratamiento de salud mental, programas comerciales, y programas estructurados militares para ayudar a satisfacer las necesidades de nuestra juventud. 

Un menor que es puesto en libertad condicional (y no enviado a TJJD) debe ser dado de baja de la libertad condicional antes de que cumpla 18 años.

Al completar la libertad condicional o permanecer en TJJD, algunos delincuentes juveniles son elegibles para sellar sus registros. 

En algunas circunstancias, el condado puede solicitar que un joven sea certificado como adulto. Si un menor está certificado para ser juzgado como adulto, la persona es transferida del centro de detención de menores a la cárcel del condado. Si se otorga, la persona se considera un adulto para fines delictivos y ya no estará en el sistema de justicia juvenil.

Los Departamentos y los tribunales de libertad condicional de menores son la columna vertebral del sistema de justicia de menores

En Texas, los condados individuales brindan servicios a todos los jóvenes remitidos a los tribunales de menores. Los condados, a través de su distrito local o las oficinas del fiscal del condado, procesan los casos de menores. Los departamentos de libertad condicional juvenil del condado manejan la mayoría de las sanciones e intervenciones terapéuticas que pueden imponer los tribunales.

En el condado de Hidalgo, los casos de menores se escuchan actualmente en los tribunales de distrito 93, 332, 430 y 449. 

Puede ver información detallada sobre las estadísticas de TJJD en la sección Investigación y datos del sitio web de TJJD.